lunes, 9 de enero de 2017

EL PRIMERO DE ENERO.

EL 1º DE ENERO NO EXISTE. (2.013)
San Juan está quieto.
Lo aquieta enero.
El 1º de enero aquieta a enero....

El asfalto está quieto.
Los encarcelados están quietos.
Los guardia cárceles están quietos.
Los colores están quietos.
El dique de Ullúm está quieto.
Nos ponemos adolescentes, inyectados de aburrimiento.
La policía está quieta.
Las nostalgias se aquietan.
El O.S.S.E. está cerrado.
Los franceses dueños del Hiper Libertad hoy no obtienen superganancias.
Las ropas de anoche están quietas.
El Gobierno está quieto.
Los contreras están quietos.
Los opositores viables están quietos.
Hoy no se cobra Ingresos Brutos.
Los almuerzos están tardíos.
Las paredes de la calle no son escritas.
Los 1º de enero son como si no existieran. No son.
Álzaga intentó, fracasando, un golpe al Virrey, para formar una Junta conservadora, un 1º de enero de 1809. A la postre, fue pasado por las armas, confiscado, olvidado en la historia.
Un día puente, etéreo, entre dos días.
Los sonidos están quietos.
Hoy no hay huelgas, ni telegramas de despido.
El desempleado no consigue trabajo, ni algún empleador lo explota.
Los nacimientos y defunciones mantienen su ritmo.
Los emborrachados duermen.
La omnipresente televisión está quieta.
Los ventiladores balbucean.
La gente está lentificada.
Las charlas están quietas.
El aguinaldo se fue, calladito.
Los corazones están anestesiados.
Las mentes están en blanco.
El Vaticano está cerrado.
El imperio descansa.
Los dominados miran aletargados, los dueños adormilados.
Los varones duermen.
Las mujeres recalientan la comida.
Los hijos desmayados en la cama.
Los teléfonos sin mensajitos.
El día se suspende por cierre de la realidad.
Las miradas están cansadas.
Los cuerpos deambulan.
Algunas piletas son visitadas.
Los minutos sobran.
Las horas duran horas.
Los reproches se postergan.
No hay sexo.
Las alegrías se atenúan..
Los platos sucios nos miran.
Los mates poco circulan.
Los hijos se van.
Los motores no tapan el sonido de unos pocos pájaros.
La casa huele a comida.
Hoy no se paga el alquiler, ni la cuota de la casa.
La atención está en éxodo.
El tedio se pone su mejor ropa.
Uno escribe zonceras, y mal.
El 1º de enero, no existe. Ésto, no ha sido escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada